Menú

El joven y la mala mujer

En un pueblo había un joven que se dirigía a la casa de una mujer a quien quería con locura, cuando llego a la casa se quitó la capa y la colgó, y se puso a hablar de sus amores, y paso todo el día con la mujer. Cuando oscureció el joven se quiso ir a su casa; pero antes de irse ella le pide dinero para comprarse ropa, el joven saco de su bolsillo dinero y enseguida la mujer se apodero de ello la mujer vio que el joven llevaba puesto un anillo de mucho valor y se lo pidió y el joven se lo entrego, enseguida tomo su capa se despidió de ella y se marchó.

Cuando el joven se marchó la mujer se echó a llorar, una amiga que oyó los gritos y los gemidos y se fue a consolarla le dijo que no tardaría en volver, y ella le respondió que no sentía que se haya ido el sino de no haberle podido quitar la capa que llevaba.

Moraleja de: el joven y la mala mujer

La moraleja de esta fábula es: Hay personas que quieren más el dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *