Menú

La espada y el caminante

Un hombre que le gustaba caminar, un día de esos, se encontró con una espada que estaba tirada en el camino.

El caminante le pregunto a la espada, quien la había abandonado, o la había perdido – la espada le respondió – en verdad, a mi, solo me ha perdió uno, pero yo he perdido a muchos.

Moraleja de la fábula la espada y el caminante

La de la fabula es: los malos dañan a muchos, pero al final como todos, también perecen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *