Menú

El asno silvestre

Un burro que vivía de forma libre en el bosque, vio a otro asno que pacía tranquilo en una finca, le entro curiosidad por saber más sobre la vida que llevaba el asno de la propiedad, y por eso se le acerco.

Dichoso eres compañero, ya que tienes comida y un techo seguro, no acabo de terminar la otra frase cuando vio cómo su dueño lo cargaba de bultos, y le arreaba para que avanzase con una vara.

Viendo esto el burro silvestre, se dijo para sí mismo: cuando te vea nuevamente no pensare que eres muy feliz, ya que veo que esa aparente felicidad tuya, te cuesta muy cara.

Moraleja de la fábula de Esopo: el asno silvestre

Esta fábula de Esopo nos muestra que no se debe envidiar los bienes de los demás, ya que no se sabe cómo se lo han ganado.

Una Respuesta
  1. isabel aracena aracena 9 julio, 2014 / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *