Menú

El caballo, el ciervo y el cazador

Una vez un ciervo ofendió a un caballo y viendo esto que el ciervo era más rápido y que nunca se podría vengar, el caballo se fue en busca de un cazador y le dijo: quiero mostrarte un ciervo precioso, que si lo matas con tus flechas tendrás bastante carne para comer y de su cuero y sus cuernos sacaras bastante dinero.

El cazador movido por su avaricia le dijo: como podría coger al ciervo y este respondió de se subiera a él y lo llevaría al lugar donde está el ciervo. El cazador se subió al caballo y se fueron dónde estaba el ciervo este lo sitio venir y se fue hacia la montaña y así escapo.

El caballo entonces vio como toda esperanza se le iba y ya cansada le dijo al cazador: ya que no he podido atrapar al ciervo baja y has de tu vida como tienes de costumbre y déjame en libertad y el cazador le respondió desde la silla ya que has venido a mi poder te vas a quedar conmigo para descansar y también serás mi regalo y si te resistes te castigaré con él látigo.

Moraleja de la fábula: el caballo, el ciervo y el cazador

La moraleja de esta fábula de Esopo nos dice que no debemos realizar emboscadas a nadie, ya que podemos caer victimas en ellas

3 Comentarios
  1. vanesa 22 Febrero, 2014 / Responder
  2. valkilmer 5 Marzo, 2014 / Responder
  3. Ohslho 29 Abril, 2014 / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *