Menú

El lobo y el cordero

Un lobo y un cordero cada uno por su lado, fueron a un rió a beber agua para calmar su sed. El lobo estaba bebiendo agua en la parte de arriba del rió, mientras que el cordero bebía agua más abajo. El lobo buscando pretextos para atacar al cordero comienza a decirle lo siguiente, ¿Por qué me enturbias el agua mientras yo bebo?

El cordero responde, preguntándole al lobo, que como él le puede empañar el agua si está bebiendo en la parte baja del rió.

El lobo no entrando en razón y no escuchando al cordero, le acusa diciéndole que está blasfemando, el cordero en su defensa alega que no ha blasfemado, y que solo quiere beber agua.

Pero el lobo buscando más pretextos para atacar y comerse al cordero, le acusa diciéndole que su padre hace seis meses atrás le había ofendido. El pobre cordero le dice que el en ese tiempo todavía ni había nacido.

Eso no importa – dice el lobo – pagaras la ofensa de tu padre con tu vida, y tras decir eso, el lobo se lanza sobre el cordero y lo devora.

Moraleja

Esta fábula de Esopo sobre dos animales demuestra que cuando las personas malas quieren hacer daño a alguien, de nada sirve la razón ni la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *