Menú

El pavo real y Juno

Había una vez un pavo real que se quejó una diosa que se llamaba Juno de que el ruiseñor tenía un canto admirado de todos, en cambio su canto era para reírse.

La diosa Juno para consolarle le dijo: es cierto que el ruiseñor canta bien pero tú eres más hermoso y también eres más grande, los brillos de esmeralda iluminan tu cuello, y con las matizadas plumas de tu cola que forma un abanico de perlas.

El pavo real respondió: de que sirve esta belleza muda si el ruiseñor me gana con la voz; a todos les repartí algo dijo la diosa tú tienes la hermosura, el ruiseñor la melodía, el gallo el señalar la hora. Así que aguántate y no te quejes pues tienes suerte con lo que te ha tocado.

Moraleja de la fábula el pavo real y la diosa juno

La moraleja de esta fábula nos dice que debemos conformarnos con lo que la naturaleza nos ha dado, y no hay que desear lo que los demás tienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *