El perro y el pedazo de carne


Un perro llevaba en la boca un pedazo de carne, cuando se disponía a pasar un rió, vio reflejada la sombra del pedazo de carne que llevaba en el hocico, viendo que la carne que se veía en el agua era más grande y jugoso que el que llevaba consigo.

El perro se quedó quiero un rato mirando fijamente la imagen, hasta que abrió la boca para agarrarlo; al hacer esto, el pedazo de carne que llevaba se le cayó al agua, quedándose el pobre perro sin ambos.

El perro y el pedazo de carne

Moraleja de la fábula el perro y el pedazo de carne

La moraleja de esta fábula de Esopo, nos dice que casi siempre perdemos lo que tenemos seguro, por tratar de tomar algo que no nos pertenece.

El perro y el pedazo de carne

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>