Menú

El perro y la oveja

Un perro le estaba cobrando una deuda a una oveja, le pedía que le devolviera la cantidad de pan que le había prestado en el pasado. La oveja desconcertada por el reclamo del perro, negó dicho préstamo, ya que no se acordaba haberle prestado nada al perro en el pasado.

El perro entonces decidió ponerle una demanda a la oveja, para ello se dirigió ante el juez para hacerlo. Para ello se consiguió un par de testigo que aseguraban haber visto como el perro le prestaba el pan a la oveja, los testigos eran tres: un lobo, un buitre y un milano.

Los tres testigos tenían que declarar ante el juez, el primero que lo hizo fue el lobo, diciendo que el pan que pide el perro que le devuelva la oveja se lo presto hace tiempo atrás.

El buitre decía ¿Por qué la oveja niega devolver el pan que le han prestado?

El milano por el contrario aseguraba haber estado presente cuando el lobo le presto el pan a la oveja.

Con todos estos argumentos del perro, el juez tomó la decisión de condenar a la oveja, y le exigió que devolviese lo prestado al perro, y las costas (perdidas y gastos por el juicio). La oveja no tenía con que pagar la deuda, era pleno invierno y para pagar la deuda que no debía tuvo que vender su lana, con la cual se quedó sin abrigo contra el frio.

Moraleja de la fábula, el perro y la oveja

Esta fábula de animales nos muestra que debemos tener mucho cuidado con las personas que actúan de mala fe para conseguir algo, ya que se valdrán de todo lo que este a su alcance para sacar provecho.

Fuente de la imagen: http://dibujosdenube.blogspot.com.es/2011/12/fieltro.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *