Menú

El ratón, la rana y el milano

Un ratón que se encontraba a las orillas de un río, quería cruzarlo, pero por su características no podía hacerlo, para ello pidió ayuda a una rana que se encontraba por los alrededores, la cual se ofreció a ayudarle cruzar el rió con mucho gusto.

Pero la rana tenía otros planes, quería ahogar al ratón, y para ello pidió al ratón que amarrase su pierna a la suya, para que la travesía sea más segura. El pobre ratón creyendo las palabras de la rana, ato su pierna junto con el de la rana.

Cuando iban por la mitad del rió, la rana comenzó a sumergirse bajo el agua para ahogar al ratón, el cual estaba luchando por no estar sumergido. Mientras ambos luchaban, no se dieron cuenta que venía un milano el cual cogió con sus garras al ratón que nadaba sobre el agua para devorarlo, como la rana también estaba atada al ratón, sufrió la misma suerte, y así ambos fueron despedazados.

Moraleja de la fábula

La moraleja de: el ratón, la rana y el milano nos dice que las personas que piensan mal y que intentan engañar a otros, a veces suelen destruirse a sí mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *