Menú

La comadreja y los ratones

En una vieja casa donde ya no vivía nadie había una vieja comadreja que no podía alcanzar a los ratones y se escondió en una porción de harina. Un ratón se acercó sin temor, y quedo sorprendido por la comadreja, la cual acabo con la vida del ratón devorándolo, otro sufrió la misma suerte, y el tercero igual.

Y pasaron así muchos ratones, corriendo con la misma suerte, después de esto vino un ratón muy bien experimentado ya que muchas veces había escapado de trampas y ratoneras, y conociendo el truco de su enemiga y le dijo a la comadreja por mi aunque estés bien cubierta de harina, igual te reconozco.

Moraleja de la fábula de Esopo

La moraleja de esta fábula nos dice que la vejez y la experiencia son la fuente de la sabiduría, ya que a veces lo que no se puede con la fuerza se lo alcanza con la inteligencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *