Menú

La mujer y la gallina

Una mujer que tenía una granja en la cual tenía una gallina que le ponía un huevo todos los días, pensó que si le daba de comer más a la gallina, esta le pondría por lo menos unos dos huevos al día, así que, desde ese día comenzó a alimentar a la gallina de forma abundante.

Al cabo de unos días, la idea de la mujer no daba resultados, la gallina no ponía más huevos, incluso dejo de poner el huevo diario al que estaba acostumbrada, y lo único que se sacó la mujer, fue que la gallina se engordase.

Moraleja de la fábula: la mujer y la gallina

La moraleja de esta fábula de Esopo nos dice que: Cuando hay demasiada abundancia, esta bloquea el adelante del ingenio de las personas, ya que cuando no hay control ni sabiduría, forzar lo que está dando normal, para que te dé más, puede ocasionar que pierdas lo que estas ganando.

Una Respuesta
  1. laura 20 Septiembre, 2014 / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *