Menú

La puerca y el lobo

Había una puerca con dolores de parto, el lobo su supuesto amigo vino a verla , y saludándola le dijo : Hermana, amiga da a luz tranquilamente pues por la amistad que tenemos , tendré el gusto y el placer de servirte ahora.

La puerca desconfiada y conociendo al lobo, no creyó lo que decía, así que le pidió que se fuera, que no necesita su ayuda.

Moraleja de la fábula, la puerca y el lobo

Esta fábula de dos animales, nos recuerda que no hay que creer todas las palabras que nos dicen, ya que en las palabras afectuosas se oculta el engaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *