Menú

Los lobos y las ovejas

En un pequeño valle vivían unas ovejas ya que estas no podían defenderse de sus enemigos habían perros que las vigilaban y las defendían de los lobos.

Cuando los lobos se cansaron de no poder tener a las ovejas mandaron a unos mensajeros que les dijeron que querían estar en paz con ellas y que para estar de acuerdo los dos entregarían mutuamente a unos rehenes, ellas a los perros y ellos a sus hijos las ovejas aceptaron y así los perros pasaron al poder de los lobos y los cachorros al poder de las ovejas.

Las ovejas creyendo que ahora iban a vivir en paz sucedió lo contrario, porque al poco día los pequeños cachorros empezaron a echar en de menos a sus madres y estos empezaron a aullar, los lobos ya habían matado a los perro mientras dormían, cuando oyeron los gritos de sus hijos corrieron a socorrerlos, y les dijeron a estas que como habían roto el tratado de paz por a ver maltratado a sus hijo estos se echaron encima y como ya no tenían la defensa de los perros fueron despedazadas.

Moraleja de: los lobos y las ovejas

La moraleja de la fábula: los lobos y las ovejas es la siguiente. No debemos deshacernos de aquello que nos defiende y dejárselos a nuestros enemigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *