El cazador y el perro

Un día, estando de caza un perro viejo y débil que toda su vida había servido a su dueño , cazo una liebre pero al estar tan viejo y sin fuerzas no pudo retenerla y esta se le escapo.

Entonces su dueño enojado le dijo : ¿Para que sirves? si no me ayudas en nada , ¿para que te mantengo? Al oír estas palabras el perro le responde : Amo, tengo muchos años , y estoy muy débil y sin dientes , pero años atrás yo era muy bueno en mi trabajo y me elogiabas y ahora que no puedo hacer bien mi trabajo me lo reprochas .

Recuerda todo lo que en ese tiempo hice y valora lo que me es posible realizar ahora.

Moraleja de el cazador y el perro

Esta fábula nos enseña que no hay menospreciar en la vejez al que en su juventud fue un buen servidor.

Mostrar comentarios

One Response

  1. luisa 24 septiembre, 2014

Deja un comentario